Página inicial / Notícias / Leer cuentos a los peques: ¿en papel o en soporte electrónico?

Leer cuentos a los peques: ¿en papel o en soporte electrónico?

Una de las tareas cotidianas a las que nos enfrentamos diariamente es la de leer cuentos a nuestros peques. Es algo que puede ocurrir a cualquier hora y en muchas ocasiones lo demandan como paso imprescindible antes de quedarse dormidos. Por esto siempre nos preocupamos en buscarles una lectura adecuada, algún cuento que les pueda gustar y que esté indicado para su edad. Sin embargo, toda la importancia que le damos a la elección del contenido no la tenemos en cuenta para la elección del continente. No solemos tener en cuenta el soporte en la selección del libro y como vamos a ver a continuación sí que tiene importancia.

Cuando leemos un libro a los peques no solo hay que prestar atención al contenido

Según el estudio «Differences in Parent-Toddler Interactions With Electronic Versus Print Books» de Tiffany G. Munzer, Alison L. Miller, Heidi M. Weeks, Niko Kaciroti y Jenny Radesky  de la American Academy of Pediatrics (AAP):

«Los padres y los niños pequeños verbalizaban menos con los libros electrónicos, y la colaboración era menor. Los estudios futuros deben examinar aspectos específicos del diseño de los libros en tablets que apoyen la interacción entre padres e hijos. Es posible que los pediatras deseen continuar promoviendo la lectura compartida de libros impresos, particularmente para los niños pequeños y los niños más pequeños».

En palabras del propio estudio, esto es debido a la brecha lógica de conocimiento existente entre los padres y los niños pequeños. El desarrollo de un niño de entre 24 – 36 meses está caracterizado por un lenguaje emergente y habilidades socioemocionales, así como habilidades inmaduras de funcionamiento ejecutivo. Estas diferencias de desarrollo entre padre e hijo pueden hacer que los niños sean susceptibles a las distracciones en los libros electrónicos más desarrollados, que tienen como puntos fuertes las fotografías, vídeos o sonidos. Además, debido a la flexibilidad de su memoria inmadura, los niños pequeños dependen más de las ayudas de los adultos para transferir la información desde el medio digital al mundo real, tienen mayor dificultad para comprender información presentada en medios digitales en comparación con el trato personal, y retienen mejor la información cuando el medio digital es visto con un adulto.

Es por esto que, aunque las nuevas tecnologías han llegado para quedarse, no podemos pasar por alto que los métodos tradicionales de lectura ofrecen unos resultados mucho más satisfactorios con los más pequeños de la casa que los recursos más innovadores.

Para realizar este experimento los autores reclutaron a 37 parejas de padres y niños pequeños (de unos 2 y 3 años) de la Universidad de Michigan y entornos comunitarios (consultorios pediátricos, centros de cuidado infantil y centros comunitarios). El experimento fue grabado en vídeo, siguiendo un protocolo de lectura y encuestas que duraban unos 75 minutos en una sala de estar que contenía un espejo, sofás, 3 libros en cajas (2 libros en tablets y 1 libro impreso) y cámaras de video. Los resultados del estudio fueron los siguientes:

Type of partent verbalization book ebook

La figura 3 muestra el número de intervalos que contienen cada tipo de verbalización de los padres de acuerdo al soporte utilizado. Las verbalizaciones dialógicas -o verbalizaciones de ida y vuelta- en padres fueron mayores con libros impresos (11,9) respecto a los libros electrónicos, ya fueran estos básicos (8,3) o tecnológicamente mejorados (6,2). Esto quiere decir que los padres leen más los textos en los libros impresos que en los libros electrónicos básicos y, a su vez, leen más los textos en los libros electrónicos básicos que en los mejorados, y además encuentran un feedback en los niños. La tendencia se repite en las verbalizaciones no dialógicas, es decir sin encontrar un feedback, pero aquí se producen más verbalizaciones con los libros electrónicos mejorados. Además, tuvieron más verbalizaciones en el libro impreso respecto a los libros electrónicos cuando estaban fuera de la tarea o no concentrados.

En cuanto a las verbalizaciones de los niños podemos analizarlas gracias al gráfico número 4 del estudio:

Type of child verbalization book ebook

En este caso, la figura 4 nos muestra el número de intervalos que contienen cada tipo de verbalización de los niños pequeños. Las verbalizaciones producidas con libros en los niños pequeños fueron mayores con libros impresos (15.0) que en libros electrónicos, ya sean tecnológicamente más avanzados (11.5) o más básicos (12.5). Los niños pequeños no tuvieron grandes diferencias en verbalizaciones negativas en todos los soportes, y de igual forma fuera de la tarea. El total de las verbalizaciones de niños pequeños fueron mayores con los libros impresos (18.8) que con libros electrónicos ya sean estos más avanzados (13.8) o menos (15.3).

Las conclusiones del estudio de la AAP sugieren que debido al menor número de verbalizaciones cuando usan los libros electrónicos, los pediatras deberían recomendar el libro impreso para padres e hijos que comparten la lectura. Además, debe haber una comunicación con los desarrolladores de software para que no incluyan mejoras audiovisuales irrelevantes en los libros electrónicos destinados a niños pequeños. Por último, los padres que leen con sus hijos en libros electrónicos deben centrarse más en la lectura y no tanto en los elementos tecnológicos.

Imagen superior cortesía de Shutterstock

Fonte: ComunidadBaratz

Sobre admin

Check Also

Campanha de Conciliação 2019

Resolução CFB n. 213/2019 – Dispõe sobre a campanha de conciliação de débitos anteriores ao …

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *