Página inicial / Notícias / Las 20 competencias personales que todo bibliotecario debería tener

Las 20 competencias personales que todo bibliotecario debería tener

Hay una serie de competencias personales que todo bibliotecario debe tener en el ejercicio de sus funciones. Estos conocimientos, habilidades y actitudes (sumados a sus competencias profesionales) harán que el desarrollo de sus funciones en la biblioteca sean llevadas a la máxima excelencia profesional, y por lo tanto acaben repercutiendo en el buen funcionamiento de la biblioteca y en la satisfacción de las personas que la utilizan. Ahora bien… ¿cuáles son las competencias personales se les presupone al personal de biblioteca?

El otro día estuve revisando el estudio sobre los Perfiles profesionales del Sistema Bibliotecario Español: fichas de caracterización que el Grupo de Trabajo sobre Perfiles Profesional del Consejo de Cooperación Bibliotecaria elaboró en el 2013. Quería incidir en las competencias personales del bibliotecario más que en sus competencias profesionales. Quería saber qué deben aportar los bibliotecarios más allá de lo que puedan enseñarles en universidades o academias o que puedan aprender por sí mismos.

Es verdad que muchas de las competencias personales de los bibliotecarios se pueden trabajar e ir adquiriendo con la práctica y el día a día, pero hay otras que van incrustadas en el ADN de cada persona. Como por ejemplo la capacidad de adaptación, la autonomía, la empatía o la aptitud de negociación.

Al siguiente listado que os voy a mostrar a continuación le sumaría algunos de los rasgos característicos de personalidad y profesionalidad, y de los cuales ya hablé hace unos meses. Rasgos como la accesibilidad, sociabilidad, amabilidad, entusiasmo, positividad y creatividad.

El siguiente listado está tomado de los 21 perfiles profesionales que se pueden encontrar dentro de las bibliotecas (Director de biblioteca, Jefe de área, Técnico responsable de colección, Técnico responsable de servicios a los usuarios, Técnico de biblioteca, Técnico auxiliar de biblioteca…). Es una lista ordenada por acumulación de las competencias personales que más se repiten en ellos. Es decir, las competencias personales que aparecen en los primeros puestos son competencias que más posibilidades de tener tienen todos los perfiles profesionales ligados al mundo bibliotecario.

Las competencias personales de todo personal bibliotecario

  1. Rigor. Propiedad y exactitud o precisión en la realización de algo, especialmente en el análisis, el estudio o el trabajo científicos.

  2. Espíritu de equipo (Trabajo en equipo). Es el trabajo hecho por varios individuos donde cada uno hace una parte pero todos con un objetivo común. Pero para que se considere trabajo en equipo o cooperativo, el trabajo debe tener una estructura organizativa que favorezca la elaboración conjunta del trabajo y no que cada uno de los miembros realicen una parte del trabajo y juntarlas.

  3. Capacidad de comunicación. Conjunto de habilidades que posibilita la participación apropiada en situaciones comunicativas específicas. Es la capacidad de escuchar, hacer preguntas, expresar conceptos e ideas de forma efectiva, exponer aspectos positivos, la habilidad de saber cuándo y a quién preguntar o localizar las fuentes de información teórica o experta para llevar adelante un propósito.

  4. Espíritu crítico. Capacidad de cuestionar los principios, valores y normas que se le ofrecen en el entorno en el que se desenvuelve, siendo capaz de formarse un criterio propio que le permita tomar sus propias decisiones en las distintas situaciones que se le presentan.

  5. Capacidad de adaptación. Capacidad para variar el modo trabajo y lidiar con aquellos cambios que no fueron previstos de forma precisa cuando la organización (o la profesión) fue diseñada.

  6. Espíritu de decisión. Capacidad de determinación o resolución que una persona toma.

  7. Espíritu de iniciativa. Cualidad que poseen algunas personas de poder por sí mismos iniciar alguna cuestión, bien sea comenzar un proyecto, o buscar soluciones a alguna problemática.

  8. Espíritu de análisis. Capacidad para examinar detalladamente una cosa para conocer sus características o cualidades, o su estado, y extraer conclusiones, que se realiza separando o considerando por separado las partes que la constituyen.

  9. Perseverancia. Firmeza y constancia en la manera de ser o de obrar.

  10. Autonomía. Facultad de la persona que puede obrar según su criterio, con independencia de la opinión o el deseo de otros.

  11. Sentido de la anticipación. Capacidad para anticiparse a los acontecimientos.

  12. Sentido de la organización. Grado de implicación de las personas dentro de la organización en la que trabajan.

  13. Espíritu de síntesis. Capacidad de reducir (resumir) un contenido respetando las ideas esenciales del mismo.

  14. Disponibilidad. Posibilidad de una persona de estar presente cuando se la necesita.

  15. Empatía. Capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos.

  16. Aptitud de negociación. Capacidad de intercambiar propuestas y concesiones entre dos posiciones diferentes sobre un mismo asunto.

  17. Sentido pedagógico. Capacidad para enseñar o guiar a alguien en un determinado tema.

  18. Curiosidad intelectual. Medida en que las personas se interesan por considerar ideas nuevas y tal vez poco convencionales.

  19. Capacidad de respuesta rápida. Capacidad de rápida resolución ante preguntas, problemas o situaciones de diversa índole.

  20. Discreción. Actitud del que hace, dice o piensa algo procurando no cometer ligerezas o imprudencias.

Fonte: Julián Marquina

Sobre admin

Check Also

‘O Brasil não é um país leitor, que incentiva a prática da leitura de forma constante e prazerosa’

12 de outubro também é comemorado o Dia Nacional da Leitura Texto por Jenniffer Silva …

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *