Página inicial / Leitura / 5 beneficios de la lectura de libros durante la cuarentena

5 beneficios de la lectura de libros durante la cuarentena

La lectura de libros puede llegar a ser una excelente actividad en periodos de confinamiento. Estar en casa sin poder salir a la calle es una situación compleja que la mayoría de personas estamos experimentando por primera vez. Toda la complejidad laboral, de relaciones y de actividades se ve reducida a cuatro paredes cuyas principales vías de escape son Internet, la radio y la televisión. Pero hay otra vía de escape que favorece nuestra salud mental: la lectura de libros.

Es complicado animar a las personas a que lean libros cuando estas están superadas por las circunstancias del momento. El agobio y el estrés florecen en ellas al no poder llevar una actividad personal y profesional como tenían planificadas hace tiempo. No les falta razón, pero es el momento de mantener la mente despejada y preparada para el día de mañana cuando todo esto acabe. Y es por eso por lo que recomendamos la lectura de libros. Para dejar a un lado la saturación informativa, resetear nuestra mente y poder salir de casa hacia otros mundos y tiempos a través de nuestra imaginación.

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez, a través de su Laboratorio Contemporáneo de Fomento de la Lectura, comenta que la lectura de libros es un factor de equilibrio frente a la fatiga digital y la infoxicación durante la cuarentena. También dice que las personas más mayores son quienes deben cuidarse más en esta cuarentena. Explica que «cuanto más se lee más conexiones entre neuronas se producen, aumentando la reserva cognitiva del lector, la cual es un factor protector frente al deterioro cognitivo y la demencia». Desde Baratz hemos escrito mucho sobre los beneficios de la lectura. Incluso hemos compartido las teorías científicas que avalan los beneficios de leer y lo bueno que es leer antes de dormir. Nunca nos habíamos planteado un post sobre los beneficios de leer en épocas de confinamiento por pandemias, pero allá vamos.

¿Por qué la lectura de libros puede ayudar a las personas cuando estas no pueden salir de casa?

  1. La lectura de libros ayuda a desconectar y combatir el aburrimiento. La monotonía diaria al no poder salir de casa puede llevarnos a la desesperación y a un profundo aburrimiento. Es por eso por lo que la lectura de libros se presenta como una excelente vía de escape. Una forma de salir de la monotonía, evadirse momentáneamente de la realidad y salir de casa a través de la imaginación.
  2. Los libros son excelentes compañeros de vida. Los libros hacen que no nos sintamos solos, independientemente de dónde estemos y cómo. El acompañamiento de los libros, y su lectura, favorece el proceso emocional al sentirnos acompañados, entretenidos, incluso a veces entendidos.
  3. La lectura de libros crea vínculos con personas cercanas o que comparten inquietudes. Es verdad que la lectura de un libro tiende a ser un acto individual que requiere un mínimo de desconexión con lo que sucede alrededor, pero cuando esta lectura acaba es el momento de conectar y conversar con otras personas de la casa sobre el libro (o con cualquier otra persona afín a través de los medios digitales). La lectura puede llegar a ser un acto individual, pero está en nosotros hacerla un acto colectivo y compartido. Por cierto, no hay que olvidarse de seguir leyendo a los peques de la casa para fomentar la lectura y la conexión con ellos.
  4. La lectura de libros activa la memoria y favorece la capacidad de pensamiento crítico. Hay momentos en los cuales nuestro razonamiento y concentración se pueden ver nublados por el confinamiento y por la falta de la actividad diaria. Es por eso por lo que la lectura de libros se presenta como un excelente remedio para activar nuestra memoria y concentración en lo que hacemos, así como para favorecer el pensamiento crítico y el razonamiento. Más en la actualidad con toda la vorágine informativa a la que estamos todas las personas sometidas.
  5. La lectura de libros previene el estrés y combate el insomnio. El cambio de hábitos y horarios, sumado a no poder llevar una vida activa, trastoca toda la planificación personal y laboral. Es normal darle vueltas a cualquier asunto, tema o actividad que nos gustaría hacer ahora mismo, pero que no podemos llevar a cabo por la situación de confinamiento. Esto puede dirigirnos tanto a una situación donde florezca el estrés como a una donde no podamos dormir al darle vueltas a todos los temas que nos gustaría hacer, pero que no podemos. Es por eso por lo que la lectura de libros se presenta como un buen antídoto ante tales males ya que favorece la relajación y el desvío de la atención hacia otros temas y lugares.

Fonte: ComunidadBTZ

Sobre admin

Check Also

Eleições 2020 CRB8 – Chapa 1 Informar.É

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *